dilluns, 31 de maig de 2010

The things that made us who we are always come back.

dimecres, 19 de maig de 2010

Bocí de nit II

Stop all the clocks, cut off the telephone,
Prevent the dog from barking with a juicy bone,
Silence the pianos and with muffled drum
Bring out the coffin, let the mourners come.

Let aeroplanes circle moaning overhead
Scribbling on the sky the message He Is Dead,
Put crepe bows round the white necks of the public doves,
Let the traffic policemen wear black cotton gloves.

He was my North, my South, my East and West,
My working week and my Sunday rest,
My noon, my midnight, my talk, my song;
I thought that love would last for ever: I was wrong.

The stars are not wanted now: put out every one;
Pack up the moon and dismantle the sun;
Pour away the ocean and sweep up the wood.
For nothing now can ever come to any good.


Funeral Blues - W.H. Auden

Bocí de nit

dilluns, 17 de maig de 2010

Sólo el amor, sólo amando

Ni recuerdos, ni presagios:
sólo el presente, cantando.

Ni silencio, ni palabras:
tu voz, sólo, sólo, hablándome.

Ni manos ni labios:
tan solo dos cuerpos,
a lo lejos separados.

Ni la luz ni la tiniebla,
ni los ojos ni mirada:
visión, la visión del alma.

Y por fín, por fín,
ni goce ni pena,
ni cielo ni tierra,
ni arriba ni abajo,
ni vida ni muerte, nada:
sólo el amor, sólo amando.

Presente Simple - Pedro Salinas

dijous, 13 de maig de 2010

Intenta respirar

Fue otra vez un viaje en un vagón de mercancías, pero ahora casi agradable. Éramos sólo unas veinte, en todo caso no demasiadas. Y sin equipaje. No teníamos ya nada propio. La puerta del vagón estaba abierta, de forma que se podía respirar. Sobre todo salíamos de Birkenau. Yo era feliz de puro alivio.
Y sin embargo todo tenía un aspecto diferent. Procedente del campo de exterminio, yo contemplaba el paisaje normal, como si se hubiese vuelto irreal. En el viaje de ida no lo había visto, y esta vez aquella comarca que todavía hoy entusiasma a los silesios se extendía ante mí, apacible y encantadora como en una tarjeta postal, como si el tiempo se hubiese detenido y yo no viniese directamente de Auschwitz. Ciclistas circulando por tranquilos caminos rurales, entre campos de cultivos iluminados por el sol. Sentí intensos deseos de salir al aire libre. El mundo no había cambiado, Auschwitz no había estado un planeta extraño, sino en medio de la vida que allí veíamos y que había seguido existiendo como antes. Yo le daba vuletas a la incongruencia de que aquella vida sosegada existiera en el mismo espacio físico de nuestro convoy. Pues nuestro tren formaba parte de los campos de concentración, de lo propio y específico de la vida de esos campos, y allí fuera estaba Polonia, o Alemania, Alta Silesia, o comoquiera que se llamase, patria de las personas a cuyo lado pasábamos, lugar en el que se sentían a gusto. Lo que yo había vivido ni siquiera les había rozado a esoso que estaban allí fuera. Descubrí el secreto de la contemporaniedad en su calidad de algo insondable, no completamente imaginable, afín a la infinitud, a la eternidad.

Seguir viviendo, Ruth Klüger


dilluns, 10 de maig de 2010

D'acord amb el Pérez de Rozas per una vegada

Excusas de mal perdedor

DIARI SPORT, 10 de maig. Emilio Pérez de Rozas


Sé que esto que te voy a contar te encantará, te enorgullecerá, pero que sepas que, en Catalunya, hay gente que, desaparecido Jiménez Losantos de la COPE, suele oírte por las mañanas en Radio Marca para ponerse como una moto e ir al trabajo con ganas de comerse el mundo. No te conocen. Tú, como escribiste un día en el diario que dirigías en Mallorca, tienes suficiente con “dos minutos” para darte cuenta de que una persona es “honrada y cabal”. Lástima que luego, a ese político que tú intuiste honesto, lo detuviesen, entre otras cosas, por supuesto delito de abusos a menores. Tú, que conseguiste salvar la piscina en terreno público de tu amigo y protector, estás a punto de asistir a la fallida del último megaproyecto de otro amigo y protector, Florentino Pérez. Y como tienes poder y un diario a tu disposición (nadie ha aparecido más fotografiado que tú en tus propias páginas), te atreves a hacer la portada que hiciste ayer (“Empujón hacia el título”, era) denunciando la injusticia de que el Barça va a ganar la Liga porque los árbitros le ayudan, por el ‘villarato’, idea que hubieses comprado por todo el oro del mundo, por la que hubieras regalado media piscina, pero que, mira por dónde, se le ocurrió a tu rival de kiosco. Yo te entiendo, no te comparto, pero sé que para ti, para la gente que desayuna, come y cena contigo ha de ser muy duro que este Barça, tras conquistar seis títulos, os arrebate la Liga de los 250 millones de euros. Pero me temo que, al margen de calentarnos por las ondas y herirnos con determinadas portadas (también al gremio, también), deberás de conformarte, tú y FP, con derribar a Manuel Pellegrini, un pieza menor para las cacerías periodísticas que tú sueles organizar en plan escopeta nacional. Que tras 37 partidos y una auténtica lengua de lava futbolística, la que emana de la boca del volcán azulgrana, digas, enseñes, hables, escribas y cuentes que el supuesto, el ficticio, el simulado penalty de Piqué a Kanoute decidirá esta Liga, es la demostración de que tu misión en esta profesión es salvar el nombre, el prestigio y la imagen de tus amigos, que espero hayas escogido en más de dos minutos, y las piscinas de tus amos y protectores. Puede que hicieras, que ordenaras, esa portada en contra de muchos de los miembros de tu redacción, puede. Eres el director y, entre tus atribuciones, está hacer la portada que creas conveniente, que más llame la atención, que más venda. No lo dudo. Pero sabes que esa portada no es verdad. Sabes que el Barça, si la gana, pues aún quedan 90 minutos tan apasionados e inciertos como los 3.330 anteriores, la habrá ganado en buena lid y con el mejor fútbol de las últimas décadas. Te duele, te da rabia, pero así es. Será.



dissabte, 8 de maig de 2010

Room in Rome

"Una noche de pasión que ¿cambiará sus vidas?"
-->
Una habitació amb una terrassa que observa Roma. Dos noies que al principi no tenen ni una gota de química. Un petó amb poc sentit i cap mena de senyal de que és la primera vegada. Un diàleg forçat, discontinu i volent ser més profund del que pot arribar a ser en aquells moments. Dos quadres que tenen tanta relació amb les protagonistes que és massa casualitat. Històries reals i fictícies que et comencen a introduir una mica més en el joc de l’habitació. Però massa poc fonamentat. Per què mentir? Sí, a través de la mentida acaben arribant a la veritat. Però per què s’esforcen a arribar-hi si des de bon principi no ho trobaven necessari? Per què posar-ho tot en joc si per cap de les dues era res transcendental? Va de baix, molt baix, a dalt. Però mai acaba d’arribar al cim. Es forcen massa les metàfores. La química acaba apareixent, però no saps ben bé d’on. La música és fantàstica però en algunes escenes no acaba d’encaixar. Un balanceig constant entre coses bones i coses dolentes que, en el meu cas, s’acaba decantant cap el costat de “no, no m’ha agradat”. Potser perquè penso que amb una història així s’havien d’explicar coses diferents, coses que no s’han vist ja en tantes i tantes altres pel·lícules d’amor. Sembla que pel fet de que sigui una història entre dues dones l’esquema ja estigui trencat. Hauria d’haver-hi molt més. I quin estereotip trenques quan es tracta tot com una fantasia i no com a una possible realitat? És que no és una realitat? I per què doncs acaba la pel·lícula amb l’hegemonia de les convencions heterosexuals?



Loving Strangers - Russian Red

dimecres, 5 de maig de 2010

Una tarda qualsevol

Ha tornat a sortir el sol. El meu humor ja s’estava començant a rebel·lar contra els núvols i la pluja constant. Aquests dies busco històries, busco protagonistes i escric biografies falses. Crec que ho trobaré algun dia o altre, després de moltes pèrdues i noves troballes. Són setmanes de renovació, de paraules, de solucions i d’esforç. Hem passat nits massa ràpides; que en un obrir i tancar d'ulls ja s’havien esvaït. Vull el temps dels dies mandrosos i la força del mar d’hivern. Vull un cafè amb tu cada matí. Em van descriure com un jo perdut en busca de si mateix, un jo amb innocència, joventut i una certa por. Quin conte més preciós. Aquests dies el meu jo actual s’ha retrobat amb el meu jo de fa més de 10 anys. Unes flors han envaït casa meva i l’han pintat de Lexington sense demanar permís. No passa res, les perdonem. Sempre va bé fer un viatge gratuït. Els núvols no acaben de marxar, crec que demà tornarà a ploure. Potser fins i tot aquesta nit. Vull sol. Vull ulls somrients.

dimarts, 4 de maig de 2010

Petiteses


Pescar más de un pez.

Hacer un bizcocho.

Abrir la ventana.

Iluminar tus ojos.

Hacer el amor después de la siesta.

Una cerveza fresca.

Nadar en el mar.

Comer una paella.

Andar por la playa cuando el sol viene de cara.

Descubrir una canción y poder silbarla.

Perder la vergüenza.

Perder la cabeza.

Encontrar una sonrisa y sonreír con ella.

Salir de compras.

Comprar una botella.

Beberla en pareja.

Jugar en la trastienda.

Viajar en tren.

Una colonia dulce.

Salir de cena y compartir el postre.

Comer piñones.

Hacer macarrones.

Hablar del tiempo en las reuniones.

Mirar diez capítulos seguidos de una serie.

Jugar a hacer palabras,

construir las más largas.

Mirar el calendario.

Subir al escenario.

Sobrevolar tu barrio

escondida en un armario.



Sólo subo cuestas.